Próximo Campeonato

14 oct. 2013

La Gran Final. Una cita con la Historia del Campeonato

Y por fín llegó el día que, tras un mes largo de competición, esperaban los dos equipos elegidos para disputarla. Mantigierro y La Umbría, La Umbría y Mantigierro. Los dos equipos en activo que más títulos tenían en sus vitrinas. La Umbría con 5 campeonatos en 13 finales y Mantiigierro, con 6 entorchados en 8 finales. Si ganaba La Umbría empataba a Mantigierro y se ponían ambos a un título del Máximo campeón de la historia: el mítico Roble. De lo contrario, el conjunto azulino se distanciaría de la Umbría y empataría en títulos al mencionado Roble. No solo estaba en juego una copa, ni la honra. La Pista estaba preparada para presenciar un duelo que marcaría la historia y el devenir de los  campeonatos.

El himno de la Champions tronaba en el terreno de juego y en los aledaños enmudeciendo el silencio de concentración de los jugadores. La gente acudía en procesión a La Pista al oír esta dulce melodía que pone los pelos de punta, como los feligreses acuden a su templo al oír las campanas. Todo estaba  preparado
Los futbolistas posando con una copa que infunde respeto, que nadie se atreve a mirar y mucho menos a tocar excepto algún valiente temerario.


En ambos banquillos se podía apreciar la piña de cada equipo, en la que se daban las últimas premisas, los últimos gritos de ánimo y en las que se decidía el quinteto titular. Estos quedaron así:




El arbitro dio el pitido inicial y el balón echó a rodar. Desde un primer momento se vio un partido igualado, con una Umbría que nada  tenía que ver con La Umbría que nos habían mostrado hasta ahora. Peleaba por dominar el encuentro y se encontraba agusto con la posesión del balón. A la par Mantigierro entraba en este duelo mezclando un juego de posesión con arrancadas de Juanillo y Guille desde las alas. En una de esas jugadas Juanillo, que estaba en estado de gracia, iba a anotar el primer gol a los 5 minutos de partido. Juanillo se escapo por la banda y antes de que Rafa le diese caza soltó un latigazo que se iba a colar por debajo de las piernas de Luis. 1 - 0 y el banquillo de Manti estallaba de alegría. Esto no iba a suponer un alto en el camino para La Umbría ya que iba a seguir intentándolo con más ganas. Tanto que en un rechace precedido de un corner Rafa iba a empalar un balón despejado para ponerlo en la escuadra y anotar el 1 - 1 mediante un trayazo ante el que Enmanuel no pudo hacer nada. Las tablas volvían a abrir de nuevo el partido para dejar paso a unos minutos de ocasiones por los dos bandos. También se sucedieron los cambios, el único banquillo que se movió fue el de Mantigierro para dar paso a la que iba a ser la estrella de la tarde: David "El Nueve". En una contra bien elaborada David deshizo el empate con un derechazo ante el que nada pudo hacer Luis, y a los pocos minutos llegó la replica en un lanzamiento de falta directa bien ajustado. En los minutos previos al descanso Enmanuel tenía que emplearse a fondo en una estirada a un potente tiro de Jimenez. Manti se ponía 3-1 al descanso, sonaba la música y ambos equipos preparaban en corro la táctica de la segunda mitad.

En la segunda mitad el planteamiento cambió bastante el planteamiento. Mantigierro se centró en la defensa mientras que La Umbría movía la pelota intentando encontrar un hueco por el cual perforar la meta de Enmanuel. La movían constantemente siempre buscando a dos hombres: A Carlos y a Jimenez. De estos dos iba a provenir el peligro de La Umbría, casi siempre con tiros lejanos que exceptuando unos pocos la mayoría se iban fuera de los tres palos. El tener el control del balón propició que El equipo Azulino se cargase de faltas la quinta falta iba a coincidir con una mano dentro del Área de Luis. El miedo se mascaba en el banquillo de Manti, Rafa agarró la pelota decidido a tirar. Enmanuel miraba fijamente a Rafa, Rafa sostenía la mirada. Rubio desde la banda daba indicaciones sobre dónde iba a ir dirigido el penalty. Rafa tomaba carrerilla el balón fuerte y al medio, y ahí apareció la segunda estrella del partido, Enmanuel aguantaba de pie en el medio y sacaba una mano providencial tras la cual todos sus compañeros iban a felicitarle y abrazarle. Pero ahí no iba a acabar el recital de "El Niño". Unos minutos más tarde rozó un doble penalty de Jimenez para enviarlo al palo. Las dos oportunidades del equipo naranja se perdían y Manti resucitaba para aportar mucho físico que le iba a dar varias contras. La primera iba a acabar en una preciosa baselina de David que Rafa salvó bajo los palos jugandose el tipo. La segunda en un pase de gol de Guille a David en el que este optó por regatear a Luis sin fortuna yendose el balón a corner. Y de nuevo apareció la estrategia. La jugada número 2 tan empleada en Madrid por el I. San Bartolomé FS iba a dar sus frutos. Luis para Guille, Guille devuelve a Luis, y en el segundo palo una vez más David empujaba el balón al fondo de las mallas. 4 - 1 a falta de 5 minutos, todo estaba sentenciado. En el banquillo de Manti el tiempo pasaba demasiado lento, en el de La Umbría demasiado rápido. A falta de un minuto llegaba el momento para el homenaje de la tarde. Rubio que había estado casi todo el campeonato entraba para participar de manera simbólica en la final, incluso pudo marcar un gol desde su portería.

Y por fin el pitido final dio paso a un estallido de felicidad en en banquillo Azul. Pero con apenas unos segundos de celebración todos los integrantes de Manti fueron a felicitar por el partido al equipo naranja. El respeto y amistad que une a estos dos equipos prima ante todo. Eso si, tras esto, la fiesta comenzaba para los campeones y sus aficionados. El merito de estos dos equipos es tremendo sobre la  pista habían pisado el equipo con más finales contra el equipo que junto con El Roble más campeonatos tiene en sus vitrinas. El equipo más veterano en activo contra un equipo que tras cuatro años de duras derrotas se sobrepuso a sus dificultades, pasando por encima de ausencias y lesiones para alzarse con la copa. Desde aquí un gran aplauso para ellos.

Así sonó la recogida de la copa con Rubio como capitán:



Y por último mencionar a los ganadores de los galardones indiciduales fueron a parar para las tres personas más regulares en su cometido a lo largo del campeonato.


  • MVP: El premio de mejor jugador fue a parar para Jimenez. Hay que decir que fue el alma del equipo durante todo el torneo. Puntuó en todos los partidos, llevandose en todos 2 o más puntos acompañando además de bastantes goles a su gran y potente juego. Bate el record de puntos con 28 puntos en un solo campeonato, sumado a que este año había menos partidos por ser grupos. Un jugador dispuesto a marcar una época

  • PICHICHI: El máximo goleador fue para Guille, que metió gol en todos los partidos disputados excepto en la final. Parece que este año ha explotado tras venir durante todos sus años haciendo bastantes goles. Anotó un total de 23 goles. Record absoluto también teniendo en cuenta que este año solo se jugaron 8 partidos frente a los 14 del pasado campeonato.



  • ZAMORA: El portero menos goleado fue compartido para Enmanuel y Rubio. Muy merecido sobre todo para "El Niño" al que muy pocos daban un voto de confianza. Se asienta como un gran portero y con mucha proyección. Mantigierro encajó un total de 8 goleas muy por debajo de los 13 de La Umbría o los 12 de Giromazo.




1 comentario:

  1. Se nota quien ganó la final, la crónica en dos meses hecha

    ResponderEliminar